Logo

Unidad y ‘empujón’ al expediente para que la UNESCO reconozca la Catedral de Jaén como Patrimonio de la Humanidad

Reunión entre el Estado central, la Junta, la Diputación provincial y el Ayuntamiento de la capital para retomar el camino de la declaración de la seo jienense.

 

Unidad de acción. Hoy se ha celebrado un encuentro institucional en el que han tomado parte representantes de los distintos niveles de la administración pública con presencia en la provincia –local, provincial, autonómica y nacional– y donde se ha adoptado la decisión de retomar el expediente para que la Catedral jienense pueda alcanzar este importante reconocimiento internacional, su declaración como Patrimonio de la Humanidad por parte de la UNESCO.

La delegada del Gobierno de la Junta de Andalucía en Jaén, Maribel Lozano, ha participado en la reunión de coordinación institucional convocada por el Ayuntamiento de Jaén y ha trasladado el compromiso del Gobierno andaluz con la candidatura, que implica la elaboración de un nuevo expediente que será elevado a la Unesco y que supone un trámite que se prevé como extenso y complejo. De esta manera, ha señalado que el Gobierno de Andalucía trabajará con complicidad y lealtad en un proyecto importante para la provincia. De ahí que mostró su compromiso en materia de asesoramiento directo, a través de la Dirección General de Bienes Culturales, para elaborar el mejor expediente.

Lozano ha trasmitido a los miembros de la mesa de trabajo, en la que están representados el Obispado, la Universidad de Jaén y todas las instituciones públicas de la provincia, que el Gobierno andaluz brindará la máxima colaboración para la elaboración e impulso del nuevo expediente. Así, la delegada ha explicado que la Junta prestará asesoramiento técnico y se implicará a través de la Dirección General de Bienes Culturales. Precisamente, la delegada del Gobierno de la Junta en Jaén resaltó que existe una experiencia acumulada para emprender este camino y resaltar las especificidades de la joya de Andrés de Vandelvira para que cuente con un reconocimiento mundial. El delegado territorial de Cultura y Patrimonio, Jesús Estrella, acompañó a la delegada del Gobierno a esta reunión. Precisamente, Jesús Estrella insistió en una colaboración ágil y fluida para conformar un expediente que se enviará al Consejo Estatal de Patrimonio Histórico, en el que está representado el Gobierno de España y las comunidades autónomas.

Diputación

Por su parte, el presidente de la Administración provincial, Francisco Reyes, ha “felicitado” al alcalde jienense “por esta iniciativa de convocar a las distintas administraciones de la provincia y a aquellas entidades fundamentales en este proyecto: la titular del inmueble, la Diócesis de Jaén, y la UJA, que debe jugar un papel clave en la formulación del expediente de cara a cuando se presente”.

Al respecto, Reyes ha remarcado que “no es un expediente fácil, que hay que elaborar sin prisa, pero sin pausa, con paciencia, aprovechando experiencias anteriores no solo de este expediente, sino también del exitoso de Úbeda y Baeza como Patrimonio de la Humanidad, que también se presentó y se retiró, y que definitivamente se aprobó en 2003”. En este sentido se han pronunciado el resto de participantes en esta reunión, de la que ha salido el compromiso de impulsar a medio plazo un documento que solvente las dudas que planteó Icomos en anteriores ocasiones, a la vez que se acometan tanto el arreglo de las cubiertas de la Catedral como del entorno del monumento.

Para Reyes, “de esta declaración no tenemos duda quienes somos de Jaén, pero quien tiene que decidirlo y aportar su sello es la Unesco, que es exigente para calificarlo como Patrimonio de la Humanidad. Pero no tenemos dudas de que esta Catedral tiene su singularidad y su justificación para aspirar a ser un elemento fundamental que permita crecer a nuestra provincia desde el punto de vista turístico”.

Sobre la influencia que esta declaración pueda tener en este sector económico, el presidente de la Diputación ha recordado que “los datos de visitantes a nuestra provincia no serían los mismos sin la declaración de Úbeda y Baeza, sobre todo en momentos de crisis y dificultad como los que hemos vivido”. De hecho, ha asegurado que “la crisis se ha notado menos en estas ciudades, que también han permitido que los viajeros se desplacen a nuestros parques naturales, a la ciudad de Jaén o a otros municipios”. “Somos conscientes de lo que aporta un reconocimiento como este desde el punto de vista turístico, al atraer a un perfil de visitante con un poder adquisitivo medio-alto”, ha subrayado Francisco Reyes.

Ayuntamiento

Finalmente, el alcalde, Julio Millán, que ha presidido la reunión de trabajo destinada a “retomar e impulsar” desde el Ayuntamiento de Jaén el expediente, ha señalado que esta suma de esfuerzos, como ha dejado claro el máximo responsable municipal, es prueba de la unidad de acción y el compromiso renovado de la sociedad jiennense, a través de sus instituciones, para el reconocimiento de la Unesco a este templo como exponente único de la arquitectura religiosa en todo el mundo. “Hay un camino desarrollado, que nos lleva a aprender y a la necesidad de retomar e impulsar el expediente”, ha juzgado Millán que ha trasladado una idea clave en este proceso: “Nos interesa el reconocimiento, pero no solo ello, sino el camino que nos lleva a ello. Nos interesa la difusión, de protección, de puesta en valor y promoción, de reconocimiento a la singularidad y los valores universales de la Catedral de Jaén”, en referencia a la impronta palpable que ha dejado en otros templos internacionales, especialmente en Latinoamérica.  “Es un trabajo a medio plazo, bonito e ilusionante”, ha reflexionado Millán sobre el proyecto que se pone en marcha, el tercero tras los iniciados en 2005 y 2011 (presentado en 2013 con la propuesta de la Catedral como parte del expediente de las ciudades patrimoniales de Úbeda y Baeza que finalmente no llegó a término).

Por su parte, el deán de la Catedral, Francisco Juan Martínez Rojas, ha argumentado: “Soy de los participantes de la mesa el que tendría que ser más incrédulo. He estado en los dos intentos anteriores, pero no hay dos sin tres y a la tercera va la vencida. Salgo muy ilusionado de la reunión, no es un proyecto más, que nos permite saber en que tenemos que mejorar. Además, ha habido una empatía, una sinergia”.