+ Información

Encontrados varios cráneos y mandíbulas humanas en la III Campaña de excavaciones en la Cueva del Río Cuadros de Bedmar

Un molino de mano, varias cuentas de collares, material de industria sílica, puntas de flecha y punzones de hueso confirman el carácter funerario de esta cueva.

 

El director del Centro municipal de Investigaciones Prehistóricas Paleomágina de Bedmar, Marco Antonio Bernal y director también de proyecto de excavación, junto al antropólogo físico José María Hidalgo Molina, han presentado este fin de semana los resultados obtenidos en la recién terminada III campaña de excavaciones desarrollada en julio por el Campo de Voluntariado en la Cueva necrópolis del nacimiento del Río Cuadros, donde se han localizado más de 500 metros de galerías. 

En la presentación participaron también la alcaldesa en funciones de Bedmar-Garciez, Trini Torres Amezcua, y la concejala de Turismo Isabel Troyano, quienes abundaron en la importancia de este yacimiento y los hallazgos encontrados en la Cueva del Río Cuadros, “porque todo ello está situando a nuestro pueblo en el punto de mira arqueológico a nivel provincial”.

La alcaldesa agradeció a todos los participantes en el Campo de voluntariado el trabajo desarrollado en estas dos semanas de julio que “está permitiendo al Ayuntamiento continuar con esa apuesta que iniciamos hace tres año por la puesta en valor, la difusión y estudio de nuestro rico patrimonio cultural y arqueológico. Una cuestión que, aunque poco a poco, se va traduciendo en más visitantes a nuestro pueblo, al sumarse un atractivo más para venir”.

Hallazgos

Tras dos años de excavaciones, y de una primera aproximación a los hallazgos encontrados este 2021 en este yacimiento, que ahora pasarán a estudios en más profundidad, se confirma el carácter funerario de este enclave y la importancia histórica del mismo, ya que  los restos humanos encontrados, se sitúan entre los 3.000 y 3.500 años, según explicó el director del proyecto Marco Antonio Bernal.

El III Campo de Voluntariado que se ha desarrollado del 12 al31 de julio, en el que han participado unos 25 estudiantes e investigadores de varias universidades de todo el país y voluntarios de la localidad. El director destacó que el campo de voluntariado había cumplido sus expectativas iniciales que no eran otras que continuar profundizando en la excavación de la Cueva descubierta hace dos años a la altura del nacimiento del río Cuadros de Bedmar y estudiar sus usos doméstico y sepulcral en un lugar que se estima que fue una necrópolis tras los primeros hallazgos aparecidos en las anteriores campañas, varios cadáveres y numerosos huesos humanos, restos de cerámica y herramientas de piedra, todo ello en plena superficie.

Junto al Campo de voluntariado de julio se ha desarrollado también durante dos semanas de junio el Máster de Arqueología de la Universidad Autónoma de Madrid.

Bernal manifestó que las piezas halladas han de ser sometidas ahora a estudios más detallados y en profundidad para completar su datación exacta, aunque los restos humanos encontrados este año, entre ellos varias mandíbulas infantiles y otra de una mujer, cuentan con más de 3.000 años. Junto a los restos humanos se expusieron también un molino de mano, otros de carácter ornamental, cuentas de un collar, varios útiles de sílex para la caza como punta de flecha, un hacha pequeña, varias láminas líticas, y varias conchas de mejillones de río. Estos hallazgos, situados en la sala central de las excavaciones, se unen a los restos humanos y otros útiles de pedernal y cerámicos encontrados en las campaña de 2019 y 2020.