+ Información

Visita a las instalaciones de Sanibed, una empresa que nació en plena pandemia y que hoy mantiene 25 empleos en Bedmar

El alcalde bedmareño, Pablo Ruiz Amezcua, conoce la actividad de los sectores textil, telefonía y plástico que se desarrolla en la nave industrial de esta empresa.

 

 

El alcalde de Bedmar-Garciez, Pablo Ruiz Amezcua, acompañado de otros miembros de la corporación municipal, ha visitado las instalaciones de la empresa Sanibed, ubicada en la antigua nave de Mágina Hortofrutícola en el polígono industrial Los Llanos de esta localidad. En estas instalaciones, de más de 2.000 metros cuadrados de propiedad municipal, Sanibed desarrolla desde el año pasado 2020 varias actividades relacionadas con el sector textil, la telefonía y el plástico, generando más de una veintena de empleos, según los datos facilitados por el alcalde.

Durante su visita, el primer edil bedmareño, Pablo Ruiz, ha destacado el hecho de que en plena pandemia surgiera la oportunidad de emprender y promover el empleo y la actividad industrial. “Este es un ejemplo de que cuando los tiempos pintaban no solo mal sino peor para el emprendimiento y para la creación de empleo, como ha sido todo el año de la crisis económica, con imaginación, con ganas y con la unión de esfuerzos en Bedmar ha sido posible poner en marcha nuevos proyectos como Sanibed”.

Las instalaciones en cuestión, de más de 2.000 metros cuadrados de la antigua cooperativa Mágina Hortofrutícola, albergan desde 2020 varias zonas de actividad diferenciadas. Por un lado, un taller de costura con 12 trabajadores en la confección de mascarillas anticovid y otros elementos de ropa laboral. Otra actividad es la de Contac Center, que emplea a 10 personas en tareas de rastreator y helloauto. Y finalmente, desde hace unos meses tres trabajadores del sector del plástico en tareas de trituración e inyección para la elaboración de piezas de plástico recicladas.

Ruiz Amezcua ha destacado el apoyo municipal a esta empresa adecuando y alquilando un espacio que estaba cerrado y sin ninguna actividad hace un año “y que hoy es un vivero de actividad industrial surgido en plena pandemia”.