+ Información

Arranca el IV Campo de Voluntariado en el Castillo de Bedmar con la participación de 16 jóvenes hasta el 2 de septiembre

Diputación aporta 53.000 euros a las obras de consolidación y puesta en valor del de la fortaleza bedmareña dentro del 1,5% Cultural del ministerio de Fomento.

 

 

El alcalde de Bedmar-Garciez, Pablo Ruiz Amezcua, y el director del Centro de Investigaciones Prehistóricas, Paleomágina, Marco Antonio Bernal, han dado la bienvenida al grupo de voluntarios que han empezado a trabajar en el IV Campo de Voluntariado de arqueología del Castillo Nuevo de Bedmar. Se trata de un grupo de 16 estudiantes de arqueología e investigadores, provenientes de diversas universidades andaluzas como son las de Sevilla, Cádiz, Córdoba, Málaga, Huelva y Jaén, que van a estar durante dos semanas, hasta el 2 de septiembre, trabajando en el Castillo Nuevo de la localidad, para su recuperación histórica a través de una nueva campaña de excavación arqueológica.

El alcalde bedmareño Pablo Ruiz ha señalado que esta actividad arqueológica en el Castillo Nuevo, "supone dar continuidad por cuarto año  a una apuesta municipal encaminada a la puesta en valor de nuestro patrimonio arqueológico y cultural, precisamente en uno de los monumentos que es todo un emblema de nuestro pueblo”.

Durante esta campaña los trabajos arqueológicos se centrarán en la puerta principal de la fortaleza y en el interior del Alcazarejo. Hasta el momento, en las tres campañas anteriores, según explicó el director del Campo de Voluntarios, Marco Antonio Bernal, se han desarrollado tareas de limpieza centradas en la zona central del Alcazarejo, donde ha quedado al descubierto lo que parece ser el aljibe principal de agua que abastecía la fortaleza. Esta campaña el objetivo de los trabajos es continuar con el desenterramiento por completo del sistema de captación y depósito de agua, para tratar de encontrar el sistema de abastecimiento que tenían instalados los habitantes del Castillo, así como también analizar las diferentes etapas de transformación de la fortaleza bedmareña, desde su fundación como castillo hasta su transformación en palacio y posterior abandono.

Esta cuarta campaña del campo de voluntariado del Castillo Nuevo coincide con los trabajos que desde el pasado mayo se desarrollan con el proyecto de consolidación y puesta en valor de la fortaleza, que tiene un presupuesto de 355.500 euros y un plazo de ejecución de un año, una obra que se incluye dentro del conocido como 1,5% cultural del Ministerio de Fomento y cuenta con la financiación mayoritaria del Gobierno central a través del ministerio de Fomento, la Diputación provincial y el propio Ayuntamiento de Bedmar-Garciez. Se trata del primer paso para la recuperación y puesta en valor de un elemento muy valioso del patrimonio histórico de Bedmar, al tiempo que solventar un peligro que se viene repitiendo desde hace años en esa zona vieja del pueblo con la caída de rocas y losas de la fachada sobre las viviendas que hay en su parte baja.

Obras de consolidación

Diputación colabora en las obras de consolidación y puesta en valor del Castillo de Bedmar, a las que ha destinado una ayuda de 53.000 euros, cerca del 12% del total de la financiación total de un proyecto dotado con un presupuesto de 450.000 euros. Junto a la Administración provincial, colaboran en esta intervención el Gobierno central, que aporta más de 294.000 euros a través del programa 1,5% Cultural, y el Ayuntamiento de Bedmar, que destina unos 103.000 euros. El presidente de la Diputación, Francisco Reyes, que ha visitado estas actuaciones junto al alcalde de la localidad, Pablo Ruiz, ha subrayado el “interés cultural e histórico de estas obras, fruto de la cooperación institucional, para la recuperación del patrimonio de este municipio de Sierra Mágina”.

Desde mayo se están desarrollando estas obras, el primer paso para la recuperación y consolidación de este enclave. Además de recorrer estas actuaciones, Francisco Reyes ha conocido los trabajos que se están ejecutando dentro del IV Campo de Voluntariado de Arqueología del Castillo Nuevo de Bedmar. Un grupo de 16 estudiantes de arqueología e investigadores están trabajando en una serie de excavaciones, ubicadas en el acceso principal de la fortaleza y en el Alcazarejo.

La intervención en el Castillo de Bedmar se suma a otras actuaciones beneficiarias del programa 1,5% Cultural del Gobierno central, destinado a la conservación o enriquecimiento del Patrimonio Histórico Español, en las que ha colaborado la Diputación, como las desarrolladas recientemente en los castillos de La Guardia y Villardompardo.