Logo

Agricultura y servicios sacan del paro a 5.607 jienenses en diciembre, con un 13,5% menos que en noviembre

Aunque el desempleo baja en todos los sectores y entre los que buscan su primer empleo, Jaén suma 41.984 parados, que son 564 más (1,36%) que hace un año.

 

El sector servicios, fruto de las fiestas navideñas, ha sido el que más empleo ha creado en términos reales (-3.287 parados menso que en noviembre), mientras que la agricultura ha reducido sus parados en 2.320. La industria reduce su cifra de parados en 275 personas, la construcción en 259 y los de sin empleo anterior en 408 menos. Ten total, la provincia terminaba 2019 con 41.984 parados, lo que supone 6.549 menso que en noviembre (-13,49%), el menor descenso registrado en diciembre de los últimos cuatro años. La contratación laboral crece, pero marcada por la temporalidad de la campaña de aceituna y la navideña. La crzu de la moneda es que sube el desempleo con respecto a hace un año en 564 (+1’36%), al contrario que en Andalucía, donde baja el 1’37% y en el conjunto del país lo hace en el 1’21%.

En Andalucía se ha registrado en diciembre un descenso del 2,10% en el número de parados en relación con el mes anterior, con 16.681 desempleados menos. La bajada mensual de Andalucía es la mayor de toda España, tanto en términos relativos como absolutos, exceptuando las caídas en términos relativos registradas en las ciudades autónomas de Ceuta y Melilla, del -7,02 y el -4,23 por ciento, respectivamente. En Andalucía el paro ha bajado en 10.833 personas durante todo 2019, un 1,37% menos respecto a 2018, tras liderar la bajada del paro en diciembre en cifras absolutas, tanto a nivel mensual como interanual. Así, la cifra total de parados al finalizar 2019 vuelve a situarse en Andalucía por debajo de los 800.000 desempleados; en concreto, con 777.934 personas, según los datos difundidos este viernes por el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social.

A nivel nacional, el número de parados registrados bajó en 38.692 desempleados en 2019 (-1,2%), séptimo descenso anual consecutivo, aunque el menos pronunciado desde que España inició la recuperación en 2013, según el Ministerio de Trabajo, Migraciones y Seguridad Social. El volumen total de parados alcanzó al finalizar el ejercicio la cifra de 3.163.605 desempleados, la más baja a cierre de año desde 2008, después de registrar en el último mes de 2019 un descenso mensual de 34.579 desempleados (-1,08%), su peor dato en un mes de diciembre desde 2011, cuando subió en 1.897 parados.

Reacciones

Desde la UGT jienense se pone de relieve que las trabajadoras jienenses en paro aumentan su peso relativo (67’22%) entre el conjunto de desempleados/as respecto al mes anterior (63%). Este diferencial se dispara si lo comparamos con los datos de octubre, mes en el que no se había iniciado la contratación para la campaña del olivar. En el mes de octubre el 61% de los parados registrados eran mujeres. En el mes de diciembre, en el punto álgido de la contratación para la campaña de la aceituna son casi siete puntos más. Este parámetro dramático constata la denuncia reiterada de UGT de Jaén en relación al cada vez menor peso de las mujeres en las cuadrillas de jornaleros/as. El olivar cada año crea menos empleo a causa de la mecanización de la recogida y esas salidas penalizan a las mujeres.

En resumen, señala la UGT, “analizados los datos de diciembre, tenemos que valorarlos negativamente ya que, además de ser el menor descenso en diciembre de los últimos cuatro años, viene marcado por la temporalidad extrema de los contratos para las campañas del olivar y navideña con un descenso del empleo registrado en el último año del 1’36%”.

Desde CCOO Jaén señalan que la temporalidad del 97,97% a la hora de contratar, “nos hace mirar estos datos aparentemente positivos con cierta distancia y sin aspaviento, por la temporalidad y precariedad que lleva aparejada”. Según Sara García, Secretaria de Empleo y Juventud, “la precarización laboral es un modo de opresión que repercute negativamente lastrando oportunidades y erosionando derechos en el ámbito del trabajo y el empleo, y que traslada sus efectos a todo el tejido social, fragilizándolo”.

Finalmente, la CEJ “valora con honda preocupación algunas de las medidas presentadas dentro del programa de gobierno de la coalición PSOE y Unidas Podemos por el impacto negativo que éstas tendrán sobre la creación de empleo, el futuro de las empresas y las inversiones. Para la CEJ, el diálogo y el consenso son parte indispensable para favorecer la adaptación de las empresas y su capacidad para generar empleo, por ello apela dejar de lado el populismo y trabajar por generar un marco institucional estable que propicie la confianza en nuestro país.