Logo

Jaén retorna a encabezar en España la subida del paro registrado en enero tras la aceituna y las fiestas navideñas

La cifra de desempleados sube en 5.602 personas, un 13,34%, respecto a diciembre sobre todo por la destrucción de empleo en agricultura y servicios.

 

Tras la subida del 13,3% en el paro registrado de enero, 5.602 personas más qn en diciembre, la cifra de desempleados jienenses se sitúa en 47.586 personas, mientras que en términos interanuales la subida de parados es de 4.017, lo supone la mayor de todo el país y da fe de la poca estabilidad de nuestro mercado laboral.

El desempleo se incrementa en enero en 5.602 personas (13’34%) y se sitúa en 47.586 parados. Aumenta, con respecto a hace un año en 4.017 trabajadores (9’22%) muy por encima del descenso en Andalucía (‐0’33%) y la también bajada registrada en el conjunto del Estado (‐0’97%) lo que da cuenta de la gravedad de este dato.

Por sectores de actividad, agricultura, con 3.848 parados más, encabeza el aumento, seguido por servicios (1.879) e industria (63). El desempleo baja en construcción (-147) y en el colectivo sin empleo anterior (-41). La afiliación a la Seguridad Social desciende en 9.308 cotizantes en el último mes, situándose el total de afiliados al sistema en 256.321 personas. En el último año el número de afiliados ha descendido en 13.546 personas.

Según estos datos del SEPE, Jaén es también la provincia con mayor desigualdad porcentual de Andalucía, dónde la temporalidad y la precariedad son la tónica de un mercado laboral ya de por sí difícil. A esto hay que añadir la temporalidad en la contratación, ya que un 98,67% de contratos son temporales, concretamente 90.248, frente a los escasos 1.219 indefinidos.

En Andalucía ha subido el paro en enero en 28.156 personas, lo que supone un incremento del 3,62% respecto al mes anterior, por lo que la cifra de desempleados en Andalucía se sitúa en 806.090. En términos interanuales, en cambio, el paro ha descendido en 2.673 personas en el primes mes del año, lo que representa una bajada del 0,33% respecto al mismo mes del año anterior.

A nivel nacional, el número de parados registrados subió en 90.248 desempleados en enero (+2,8%), su mayor repunte en este mes desde 2014, cuando aumentó en algo más de 113.000 personas. El volumen total de parados alcanzó al finalizar enero la cifra de 3.253.853 desempleados, la más baja en este mes desde 2008.

El sector servicios fue el que más elevó en Andalucía el número de parados en enero, con un aumento de 26.037 desempleados, seguido de la agricultura, con 6.390 parados más, y la industria (+940 parados).

En Jaén cae la contratación en un 28’43% dato éste que también es récord nacional, lo que da idea del grado de temporalidad y precariedad que domina la contratación laboral en la provincia de Jaén, la mayor parte suscritos en los sectores de la agricultura y los servicios que aportan muy poco valor añadido, pues son de baja cualificación y por tanto también muy poco salario.

Las trabajadoras jienenses recuperan respecto a diciembre un 3’88% de su brecha en relación al empleo masculino, no porque hayan encontrado trabajo sino que, por desgracia, lo están perdiendo los hombres al acabar su temporada de aceituna, lo que viene a ratificar por esta vía la discriminación de la mujer en la contratación de la campaña oleícola. En este sentido, la erradicación de todo tipo de discriminación laboral debe ser una máxima absoluta que marque el día a día de la política sociolaboral y de nuestro mercado laboral. Apostamos porque los convenios colectivos cuenten con planes de igualdad perfectamente integrados en la gestión diaria de nuestras empresas como forma de garantizar, no solo el acceso a un puesto de trabajo en condiciones de igualdad, sino también un trato justo en cuanto a las retribuciones percibidas, las condiciones laborales o las posibilidades de promoción y de carrera profesional en el seno de la empresa.

Reacciones

Desde la UGT jienense se valora muy negativamente este importante incremento del paro, el mayor producido en los últimos cinco años “que muestra claramente la enorme debilidad de nuestro mercado laboral sustentado en la temporalidad y la precariedad de las contrataciones”.

Desde UGT Jaén “vamos a llevar a cabo cuantas iniciativas sindicales sean necesarias para hacer ver a las Administraciones que 2020 debe ser, de una vez por todas, el año del fin de la precariedad laboral”.

Por su parte, la Confederación de Empresarios de Jaén lleva meses alertando de que la desaceleración en las cifras del mercado laboral en España está siendo especialmente pronunciada en Jaén, incapaz de amortiguar los incrementos de sectores como la agricultura y servicios después de la finalización de las campañas oleícola y navideña. A esta coyuntura se suma la crisis de precios del aceite de oliva cuya situación exige, a juicio de la Confederación, una respuesta contundente por parte de las administraciones para dar estabilidad al mercado.

La organización empresarial considera que la provincia precisa una discriminación positiva que le permita acortar los déficits estructurales que soporta, por lo que solicita el desbloqueo de las inversiones contempladas en la ITI por parte del Gobierno.