+ Información

UPA Andalucía confirma que la comercialización récord de aceite nos llevará a uno de los enlaces de campaña más bajo del siglo

Cano destaca el extraordinario ritmo de la venta que se encamina a una nueva campaña de récord con unas cifras que ya superan las registradas el año pasado.

 

Poco aceite entre campañas. Esa es la consecuencia de los magníficos datos de comercialización de aceite de oliva, que se encamina a un nuevo récord absoluto superando, con creces, las ventas globales registradas el pasado año. Del informe hecho público por la AICA se desprende que, a pesar de producirse una ligera ralentización puntual de las salidas, por otra parte normal y recurrente en el periodo estival, nos dirigimos a un enlace entre campañas que será el más bajo del siglo. Una noticia importante para el sector olivarero por cuanto confirma la tan deseada estabilización de los precios en origen por encima de los costes de producción en el olivar tradicional.

Los datos publicados por la AICA son rotundos y confirman la magnífica salud de las ventas, incluso con precios constantes por encima de los 3 euros a lo largo de prácticamente todo lo que llevamos de campaña de comercialización. Después de diez meses de campaña de comercialización, las exportaciones se mantienen fuertes y consolidan la tendencia al alza de las ventas del aceite de oliva, con un incremento de un 3 por ciento más sobre el comercializado el año pasado, cuando ya se registró una comercialización de récord histórico. Hasta el 31 de julio se han vendido 1.318.438 toneladas (en junio fueron 1.233.510 toneladas), y todo ello en una situación económica mundial complicada marcada por la pandemia.

El responsable de la Sectorial de Olivar y Aceite de UPA y secretario general de UPA Andalucía, Cristóbal Cano, destaca que “una campaña de comercialización de aceite de oliva de récord, que ya supera en un 3% la pasada, nos va a llevar a tener el enlace entre campañas más bajo del siglo. De continuar este ritmo podremos encontrarnos con un enlace que rondará las 300.000 toneladas, (ahora mismo en Andalucía tenemos 310.445 toneladas y en España 355.645) algo que no ocurría en la última década y muy lejos del enlace de cosecha registrado en la campaña 2019/2020, que fue de 755.300 toneladas. Esto demuestra lo que siempre hemos venido defendiendo desde UPA, que no tenemos problemas de excedente de aceite de oliva y que la comercialización no se resiente a unos precios superiores a los costes de producción en el olivar tradicional. Por lo tanto, volvemos a recordar que no sobra aceite, lo que sobran son especuladores”, concreta Cristóbal Cano.

El secretario general de UPA Andalucía insiste en que esta magnífica marcha de la comercialización “confirma que el olivar tradicional tiene mucha vida a pesar de los especuladores. No para de demostrar que este cultivo, el modelo mayoritario de Andalucía, es sostenible social, medioambiental y económicamente y que somos imprescindibles para cubrir la creciente demanda mundial”.

Balance

Los datos de la AICA reflejan una producción acumulada de aceite de oliva de 1.387.525 toneladas a 31 de julio; con unas existencias totales de 355.645 toneladas frente a las 437.287 en junio, mientras que en los almacenes del Patrimonio Comunal Olivarero se guardan 31.245 toneladas.

Nuestra previsión de mantenimiento del actual nivel de precios se justifica en ese enlace más bajo entre campañas y que se concentrará en España por lo que seremos claves en la comercialización mundial durante los meses de septiembre y octubre y que, además, viene reforzado por las previsiones de una próxima producción de aceite de oliva media, por debajo incluso de las cifras alcanzadas en la 2020/2021. “Miramos con preocupación la próxima cosecha porque, aunque es todavía pronto para hablar de producción, lo cierto es que partimos de un año hidrológico seco y que, de no producirse precipitaciones en otoño y buenas temperaturas en los próximos meses, nuestras previsiones son que podríamos rondar como máximo los 1,3 millones de toneladas de aceite en España, menos cantidad que la campaña pasada”, concluye Cristóbal Cano.