Logo

Los autobuses municipales de Jaén podrían cambiar a finales del año que viene, según explicó hoy Julio Millán

El Ayuntamiento sigue avanzando en la licitación del transporte urbano con la vista puesta en 2020, “con un servicio eficaz y de calidad combinado con el tranvía.

 

El alcalde de Jaén, Julio Millán, junto con la concejala de Presidencia, África Colomo, y el edil de Seguridad Ciudadana y Tráfico, Miguel Castro, ha comparecido para anunciar que el Ayuntamiento adelanta los trabajos de licitación de la concesión del que será el futuro servicio de transporte público de la ciudad. Para ello, se acometerá a través de una consultoría técnica un  estudio de calidad en el que se contará incluso con la participación ciudadana y que conformará las bases del que será el pliego de contratación del servicio. Este proceso, que llevará unos cinco meses, se adelanta incluso al rescate del servicio mediante la nulidad de la concesión a la empresa Castillo, pendiente del informe del Consejo Consultivo de Andalucía. El objetivo final, según el alcalde es que 2020 sea el año clave para la implementación del nuevo servicio de transporte urbano con la combinación del autobús y el tranvía. Para ello, Millán confía en que no más tarde del primer trimestre de 2020, a ser posible en febrero, esté listo el informe del Consultivo, que espera vaya en la dirección en la que “todo el equipo de Gobierno y toda la ciudad espera”. En ese momento es cuando con la base del trabajo hecho por esta consultoría se pueda comenzar la redacción y licitación del contrato del nuevo servicio. Mientras tanto, en ese periodo de más de seis meses que puede llevar el proceso el Ayuntamiento el servicio se prestaría de forma temporal.

“Esta consultoría nos permitiría llevar a cabo un análisis del sistema actual, para conocer las propuestas de mejora y que sirva de apoyo para la futura licitación del servicio público de transporte”, ha precisado el máximo responsable municipal que, durante su intervención, ha recordado que no hay proceso de adjudicación alguno que sustente la prestación que actualmente realiza la empresa de este servicio, toda vez que la relación de la Administración local con la actual empresa prestataria se basa en un concierto, que data de mediados del siglo pasado. Esta decisión del Gobierno municipal va en paralelo a “la tramitación de la nulidad del contrato con Autobuses Castillo”, ha dicho.

Millán ha dicho que esta labor avanza, al haber presentado la empresa ya sus alegaciones, el último paso antes de que se elabore una resolución municipal definitiva al respecto, para dar por terminada la vinculación con esta sociedad, que será remitida al Consejo Consultivo de Andalucía para, de esta forma, conocer el dictamen al respecto de este órgano. Además, el alcalde ha explicado que, de nuevo, ha remitido a la Junta la solicitud para firmar el nuevo convenio entre el Ejecutivo regional y el Ayuntamiento para la puesta en marcha del tranvía.

Por su parte, la concejala de Presidencia, ha desvelado algunos detalles sobre el contrato de asistencia técnica que quiere suscribir la Administración local con una firma especializada. “Nos va a permitir determinar el nuevo modelo del transporte público”, ha precisado, para aclarar: “El actual contrato tiene una compleja situación, tanto por su falta de concreción inicial como por las renovaciones posteriores. Ello dificulta que el Ayuntamiento pueda exigir que se preste un servicio público en las condiciones de calidad que merece la ciudadanía y merece con respecto a lo que se paga”. De igual manera, se buscará el “equilibrio económico” y fomentar el uso del transporte público. “Es un clamor popular la necesidad de avanzar en ese modelo”, ha dicho. Al respecto, ha anunciado que se realizarán encuestas a los usuarios para conocer sus necesidades y se estudiará el mapa concesional, para estudiar las líneas, la frecuencia y los barrios y zonas en las que esta prestación no es adecuada. Toda esta labor tiene que tener en cuenta la puesta en marcha del sistema tranviario. Este trabajo se someterá a un proceso participativo, para conocer las propuestas de los agentes sociales, previo al de exposición pública preceptivo, tal y como ha aclarado Colomo. “Esta asistencia técnica permitirá que se lleve a cabo la licitación del servicio con las mayores garantías”, ha afirmado. El plazo de ejecución del contrato será de unos 5 meses y el documento se incluirá en el Plan de Movilidad Urbana Sostenible que, como ha anunciado Colomo, está a las puertas de su licitación dentro del proyecto Edusi-Feder, financiado con fondos de la Unión Europea.

El concejal de Seguridad Ciudadana y Tráfico, Miguel Castro, ha precisado que, al margen de estas acciones a medio plazo, también se refuerza el control del día a día de la actividad de Autobuses Castillo. Gracias a ello, se ha detectado ya 52 incidencias y se ha verificado como es preciso renovar la flota de autobuses, entre otras cuestiones, o adaptarlos a la orografía de la capital. “Estamos haciendo un esfuerzo importante”,ha dejado claro. No en vano, como ha indicado, se da traslado de cada una de las quejas de los usuarios a la adjudicataria para que tome cartas en el asunto y adopte soluciones.

Millán ha reiterado que “una de las prioridades del equipo de Gobierno para 2020” es la implementación del nuevo sistema de  transporte urbano, con el objetivo de lograr la mejora de este servicio de una forma definitiva. “Es fundamental para la mejora de la movilidad, reducir el tráfico en el centro de la ciudad, contrarrestar la contaminación, hacer de Jaén una ciudad más sostenible y facilitar la actividad comercial”, ha insistido.