Un almacenamiento de juguete

Un almacenamiento de juguete

Antonio Martínez [Director noticiasdejaen.es]

Cuando lo dijimos hace unas semanas lo calificábamos de un almacenamiento de broma, porque tal y como asomaba la patita entonces, cuando se anuncia desde Bruselas, ya nos parecía que de poco iba a servir cuando se estaban hurtando dos informaciones básicas para que los mercados reaccionaran: la cantidad total que se iba a retirar del mercado y el precio máximo que iban a percibir los agricultores que acudieran al almacenamiento.

Desde luego, para sacar los precios del aceite de la ruina en la que están no iba a servir. Y así se ha demostrado con el paso de un mes desde su anuncio: las cotizaciones del oro líquido no se han movido, lo que sí se ha movido es el mercado que ha comprado más, pero al mismo precio de ruina. ¿Alguien sabía algo? Desde luego que sí, desde luego que alguien sabía que lo que iba a venir era esta broma de mal gusto que ha ocurrido con la primera licitación. Por no decir lo que esta misma noche decía el sector aceitero jienense: una vergüenza torera (aceitera), cuando se han conocido los datos.

Les cuento la secuencia. En octubre, Bruselas (la UE) anuncia que se aprueba el almacenamiento privado de aceite. Todo eran besos y abrazos entre organizaciones, consejeros y ministros. Pero había truco en el anuncio: ni se hablaba de cantidades ni se fijaban precios máximos de licitación. Alguien sabía lo que venía. Los precios no se dan por enterados del anuncio comunitario y siguen a 2 euros/kilo para un AOVE en origen en España. Hace dos semanas se publica el decreto en Bruselas en el que de nuevo ni se fija cantidad para almacenar ni cantidad económica sobre la que licitar. Se fijan los 4 períodos de licitación en noviembre, diciembre, enero y febrero. Los precios siguen sin moverse de la ruina.

Llega el 21 al 26 de noviembre y se abre el primer período de licitación para los olivareros españoles, andaluces jienenses y los de Grecia, Francia, Croacia, Italia, Chipre, Malta, Portugal y Eslovenia. Que conozcamos, sólo los olivareros andaluces presentan 113.000 toneladas para meter en los depósitos privados. Hoy conocemos que solo serán 3.600 toneladas, a un precio de 0,83 céntimos de euro por tonelada y día de aceite almacenado, las que pasarán el filtro de la licitación. Una auténtica tomadura de pelo. Para ese viaje no se necesitaban alforjas.

Y claro, les repito la pregunta del millón: ¿Alguien sabía algo? Seguro que los que mueven los precios lo tenían que saber que iba a ser un fracaso. De lo contrario no se entiende nada. En las anteriores ocasiones en las que se ha activado este mecanismo de la Unión Europea (la última en 2012) la reacción del mercado ha sido casi automática, incluso desde el mismo anuncio, y en esta ocasión ni se han movido un ápice.

¿Y ahora qué? Pues eso, que los de la boina seguirán pagando una perversa distorsión de un mercado que permite comprar un kilo de aceite virgen extra a 2 euros en cualquier almazara de Jaén, un precio por debajo de lo que cuesta al olivarero producirlo, para luego venderlo a tres, cuatro o cinco euros. Esta semana, el precio del AOVE en origen en Jaén se movía en 2,16 euros/kilo; a kilómetros de distancia, en Italia, la cotización estaba en 5,25 euros el kilo. Alguien lo sabe.

Etiquetas: almacenamiento UE, aceite Jaén, precios aceite