Un año marcado por las movilizaciones y bajos precios del aceite

Un año marcado por las movilizacioens y bajos precios del aceite

Juan Luis Ávila [Sescretario COAG Jaén]

Concluimos un año en el que a pesar de la activación del almacenamiento privado los precios del aceite en origen continúan muy bajos, por debajo de los costes de producción. Un año que ha estado marcado por una agenda de movilizaciones en el sector en las que COAG ha ido siempre por delante.

Un calendario que comenzó en Jaén con una concentración en la que más de 5.000 personas clamaron no solo por los precios sino por una serie de reivindicaciones, que han acompañado a todos los manifestantes tanto en Sevilla, en el mes de julio, como en Madrid en octubre.

Es necesario que se produzcan cambios estructurales en el sector, por lo que tras estas movilizaciones multitudinarias, nos encontramos en un momento crucial. Ya se han dado algunos pasos y se están empezando a producir las primeras medidas en distintas administraciones. Luchamos por la pervivencia del olivar tradicional, del que tantas familias viven en la provincia de Jaén.

Pero hay que continuar, sentar las bases del sector, con cambios como una autorregulación que sea verdaderamente potente mediante una extensión de norma, de obligado cumplimiento. Esta medida se encuentra al alcance de la mano y es una de las que pediremos al nuevo ministro o ministra de Agricultura.

Respecto a Bruselas, es el momento de que se cambien los niveles de desencadenamiento del almacenamiento privado del aceite de oliva, una medida que se llena con más argumentos después de los aranceles puestos al aceite español por el Gobierno de Donald Trump.

El almacenamiento privado llega tarde y es necesaria una medida que sea eficiente, a tipo fijo para que las cooperativas que acudan al mismo tengan la posibilidad de saber de entrada qué dinero es el que van a recibir y no entrar en subastas que no conducen a absolutamente ningún sitio.

Es por esta y otras medidas por las que COAG hemos encabezado siempre, y estado los primeros en este proceso de movilizaciones, seguiremos adelante, porque para eso están las organizaciones agrarias, para defender los intereses de la gente y no únicamente para hacer papeles.

Comenzamos ahora una nueva campaña. A pesar de las estimaciones del aforo oficial de la Consejería de Agricultura, tendrá menos aceituna de la prevista, debido a la falta de precipitaciones a lo largo de todo el año, una sequía que ha afectado fundamentalmente al olivar de secano, quizás no tanto al de riego.

Una campaña que se estima media tras la finalización de otra que ha sido calificada de récord, todo ello sin que se produzca una subida de los precios del aceite. Una situación injustificada a todas luces, a pesar de que este año haya en España un enlace de campaña elevado, ya que esas toneladas de aceite en una campaña normal se encontrarían igual, solo que almacenadas en otras partes del mundo.

Este año están aquí porque España ha tenido producción récord mientras el resto ha recogido campañas muy bajas, por lo que a nivel mundial no tiene por qué influir. Es por ello, que ni el año pasado había una situación de mercado, ni este año la hay, que obligue a la situación de bajos precios que estamos teniendo.

El año que viene no será fácil. Habrá que seguir luchando porque la reforma de la PAC asegure el mantenimiento del olivar y el relevo generacional; y en la que haya medidas de apoyo para los olivares con mayores dificultades, cuyo papel socioeconómico, ambiental y paisajístico es fundamental para el mantenimiento de nuestros pueblos.

Pelear contra la especulación y el fraude, legislar de manera clara y contundente para asegurar por parte de las administraciones la trazabilidad y la calidad del producto ofrecida por los productores, y perseguir las actuaciones que provocan una banalización del aceite de oliva y su utilización como producto reclamo.

Se están dando pasos pero ni mucho menos está el camino hecho. Son muchos los frentes abiertos, de ahí que el 2020 tiene que ser un año en el que continúen las reivindicaciones, con un sector unido, en el que no se antepongan los intereses políticos.

Etiquetas: precios aceite, movilizaciones, aceiteJaen, año2019