Logo

Con el aceite al cuelllo

Andan estos días más de 80.000 aceituneros jienenses (y otros de fuera de Jaén) afanados en la recolección de la aceituna sin pararse demasiado a mirar los precios del PoolRed o de la ‘Bolsa del Aceite’ (el Mercado de Futuros) o de otros barómetros sobre cómo se está vendiendo el oro verde en estos momentos. Ellos, que entienden poco de esas zarandajas y mucho de sopladoras, vibradores, mantones y varas para recoger la aceituna, suelen mirar más al cielo que a los mercados para ver si va a llover mañana o no y si el cielo les va a dejar echar unas semanas seguidas de trabajo para ganar así unos euros con los que pasar el frío invierno que se avecina en 2012.

Uno, que lleva ya unos años en esto de contar noticias, hasta hace unos meses, cuando le preguntaban que qué noticia le gustaría dar, respondía aquella tan recurrente de que “ETA ha dejado las armas”. Pero ahora, que ya no existe la posibilidad de contestar eso, a uno le gustaría dar una noticia, una buena noticia, a esas miles de familias que tienen su sustento en el olivar de Jaén. Esa noticia de que “los precios del aceite suben y hacen rentable el cultivo para los olivareros”.

Sin embargo, tampoco hoy, acabando 2012 y, como decía, en pleno concierto diario de varas, sopladoras, vibradoras y aceituneros altivos derramados por el mar de olivos jienense, tampoco podemos dar esa noticia. Más bien al contrario. El cuadro que ilustra este artículo habla a las claras de que ahora mismo las cooperativas jienenses están vendiendo el kilo de aceite a una media de 1,770 euros ¡ojo: por debajo de la media de hace tres años!

Ésta, será pues, la cuarta campaña consecutiva en la que el producto jienense por excelencia, el aceite de oliva, se venda por debajo de los umbrales de la rentabilidad para los productores. La pregunta del millón: ¿Hasta cuándo se va a poder seguir recogiendo la aceituna en esta provincia?, porque esta situación no parece que tenga visos de cambiar en el corto y medio plazo.

Desde luego, no cambiará mientras el sistema de oferta y demanda continúe tal y como lo conocemos en estos momentos: Cuatro grandes grupos comercializadores salen a comprar a una lonja donde hay miles de vendedores. Así no. No cambiará mientras una provincia que produce el 45% del aceite de España y el 20% del caldo mundial no controle ni un 0% del mercado. Un dato: Italia producirá esta campaña unas 505.000 toneladas, mientras Jaén se acercará a las 600.000, eso si no las sobrepasa. Sin embargo, el aceite italiano es el que más se va a vender el año que viene en Estados Unidos y en todo el mundo.

¿Asignatura pendiente la comercialización? No, pendiente no: suspensa y bien suspensa. Pero los aceituneros, esos que estos días se afanan en derribar aceituna de las olivas, saben poco de internet, mercados, cadenas de precios, márgenes y otras zarandajas. Lo que hacen es sacar el cuello para no ahogarse en la crisis de precios y mirar al cielo cada día.